LA FINCA

MAS COLL

 

Mas Coll es una finca vinculada al mundo del vino desde hace siglos. Su historia se remonta al S. XVII, concretamente al 1679, año en el cual data la primera referencia escrita que se tiene de la casa, a pesar de que ya existía anteriormente con otro nombre. Durante trece generaciones la familia Coll se dedica al cultivo de la trilogía mediterránea: olivos, viña y trigo. Con el tiempo, el cultivo del cereal se deja a un lado, pero el vino y el aceite siempre han formado parte de la realidad de esta finca, hecho que corrobora el molino de aceite del siglo XIX que aún ahora se conserva y las 55 hectáreas de viña y olivos que rodean la casa.

.

[rev_slider Finca3b]

 

A lo largo de la historia, Mas Coll ha sido un referente importante para la población de Roses, ya sea porque es el primer hacendado del municipio, ya sea porque su situación estratégica, alejado del mar y justo en el camino que lleva a Cadaqués, lo convierte en un destacado elemento de protección. En el siglo XV, por ejemplo, la torre circular de la casa servía de vigía para advertir de la llegada de piratas, y unos cuantos siglos más tarde, durante la Guerra Civil (1936-1939), mucha gente se refugió en la propiedad de los ataques aéreos y navales.

A mediados de los años 80, la familia Coll, que había abandonado los viñedos una generación antes, quiere recuperar uno de los emblemas de la finca. Para hacerlo busca al viticultor más reconocido de la zona, Lluís Espelt, con el cual crea una sociedad. Al poco tiempo las viñas pasan a manos de los Espelt y su descendencia las cultiva durante años. El año 2010, la última generación, consciente que los vinos que se obtienen tienen un carácter propio, adquiere la finca entera e impulsa el proyecto Coll de Roses y el Wine Family Museum.

 

[rev_slider finca3b2]

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *